Workshop #14
  • CONCLUIDO
La Maldición de la Corona

Introducción

«Macbeth cuestiona como un acto puede conducir a un cambio vital y circunstancial hace que nada pueda volver a ser el mismo y que no haya marcha atrás: un claro paralelismo con la situación actual»

Pep Gatell, Presidente de la Fundación Épica La Fura dels Baus.

“La Maldición de la Corona” un experimento colectivo, virtual y a distancia que toma como referencia el clásico de la literatura Macbeth de William Shakespeare, nace el 13 de abril, tras pocas semanas de confinamiento por el COVID-19.

El experimento ha involucrado a una treintena de creativos, que han trabajado a distancia conjuntamente a través de plataformas de videoconferencias habilitadas y personalizadas por el equipo de la Fundación Épica. El resultado, una obra pionera que trasciende las barreras tecnológicas e investiga el futuro del teatro en tiempos de revoluciones digitales.

¿Cómo abordar la creatividad en el confinamiento?

Con este experimento, Fundación Épica La Fura dels Baus inaugura un nuevo formato de trabajo distribuido, adaptándose a la nueva situación y esforzándose por superar los estragos que el virus está causando en el mundo de la cultura y el espectáculo. Siguiendo la habitual forma de trabajo, los retos afrontados durante este proyecto no han sido pocos.

Por un lado, el reto de crear en un estado de alarma y de confinamiento impuesto. La distancia, la virtualidad, los cambios de huso horario y la falta de recursos, son situaciones a las que se han visto sometidos los diferentes creativos distribuidos entre Europa y América. El objetivo del experimento, crear una obra colectiva, ha obligado a los participantes a sacar partido al propio entorno y a la creatividad que ha despertado la reinvención del espacio doméstico en espacio de creación.

Por otro lado, el reto tecnológico que ha supuesto el uso creativo de plataformas de videoconferencia no pensadas para el entorno performático. Estas herramientas más propias del teletrabajo han promovido de una forma natural en este proyecto, la evolución del arte hacia nuevas formas y formatos que hibridan el arte digital, la performance, la música, así como otras técnicas artísticas. 

Por último, «La Maldición de la Corona» ha puesto de manifiesto la reflexión sobre la audiencia, el nacimiento de nuevos públicos a través de la exploración sobre nuevos géneros artísticos. El uso de nuevas herramientas de retransmisión masivas e interactivas ha dado la oportunidad de ampliar la audiencia, con la posibilidad de crear una comunidad activa de público que decide, aporta y participa. La continuación de nuevos experimentos de este tipo, permitirá traspasar las fronteras físicas de nuestro espacio creativo, y generar un debate más enriquecedor entorno a sus resultados.

Expertos invitados

A la iniciativa se han sumado también tres grupos de investigación, en calidad de expertos: el Departamento de Filosofía de la UAB y el Grupo de Cognición y Plasticidad Cerebral del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y el Centro de Visión por Computador (CVC).

El primero centra su participación en el estudio de cómo un entorno concreto puede afectar el proceso creativo, y como este último se transforma. El IDIBELL investiga el impacto del entorno virtual en el sistema cognitivo tanto de la audiencia como del grupo de participantes y cómo el estereotipo puede alterar o disminuir a partir de la participación en este tipo de proyecto. Por último, el Centro de Visión por Computador, a partir de la observación del proceso creativo, estudiará y buscará indicadores, a través de las tecnologías de visión por computador, natural language y machine learning, sobre los procesos de relación que existen entre los seres humanos dentro de un proceso creativo, el análisis de los procesos de liderazgo y de comunicación.  

El proceso - metodología

Durante el proyecto, el trabajo se ha realizado a dos niveles.

Por un lado, el equipo de dirección ha dividido los participantes, que ya habían formado parte del último proyecto de la Fundación “Sistemas Complejos”, en grupos de 4-5 miembros. A cada uno de los grupos se le ha habilitado una sala virtual de videoconferencia desde donde organizar el trabajo, y en la mayoría de casos, como escenario mismo del proceso creativo. Los grupos han trabajado teniendo en cuenta la disponibilidad de sus miembros y el equipo de dirección les ha asistido, adaptándose a sus necesidades.

Por otro lado, periódicamente se han organizado reuniones generales con todos los participantes en las que compartir sus aportaciones con cada uno de los grupos, teniendo presente el objetivo de trabajar en las transiciones entre actos y facilitar la colaboración y participación entre ellos.

A las reuniones generales han asistido los expertos para supervisar el trabajo realizado.

“La Maldición de la Corona” ha inaugurado una nueva manera de trabajar de la Fundación, que demuestra su capacidad de adaptarse rápidamente a situaciones inesperadas. En este proyecto en el cual la virtualidad y la distancia han jugado un papel clave, no ha supuesto ningún límite a la creatividad, sino todo el contrario. Ha permitido a los participantes explorar nuevos formatos hibridando todo tipo de conocimientos, desde los más analógicos hasta aquellos más digitales, sacando partido al propio entorno y en la mayoría de casos, usando material tecnológico de uso doméstico.

El proyecto ha permitido reflexionar sobre otras maneras de interaccionar con la audiencia, abriendo la puerta a nuevos formatos en los cuales la pantalla puede ser tratada como un agente más dentro de la obra.

Primer ejercicio distribuido: La Taberna de los aliens

Como primera toma de contacto con este nuevo formato creativo, Fundación Épica propone a los participantes desarrollar un primer ejercicio en el cual deberán crear un alienígena. Imaginando un futuro en donde el coronavirus ha imposibilitado la vida en la Tierra, distintas razas y personajes han tenido que emigrar reuniéndose a través de este espacio de videoconferencia. Durante la presentación, las historias y anécdotas de los personajes así como los diferentes vestidos, caracterizaciones, herramientas tecnológicas y ambientes domésticos anticiparon las estrategias que los participantes deberían seguir para llevar a cabo el resultado final. 

1ª Performance

El proyecto finalizó con la retransmisión pública en directo de los resultados del experimento: una obra que hibrida distintas tècnicas audiovisuales e interpretativas. La primera performance virtual se llevó a cabo el 28 de abril, con una audiencia de más de 3.000 personas. 

 

 

2ª Performance

Debido a su extraordinaria acogida, se retransmitió nuevamente en directo el 8 de mayo, con una audiencia de 1800 personas más. 

Para esta segunda retransmisión, para llevar más allá la investigación sobre entorno performático-digital, se utilizó la aplicación desarrollada en la Fundación Épica, Kalliópê. Para el seguimiento de esta segunda retransmisión, la audiencia descargó en sus smartphone esta herramienta de comunicación masiva con la que recibían mensajes, músicas, videos, imágenes y cuestionarios en paralelo durante la retransmisión. Esta herramienta aportó una nueva relación entre los contenidos retransmitidos y el público, generando un experiencia inmersiva y participativa a través de los contenidos multimedia a tiempo real vinculados con la narrativa de “La Maldición de la Corona”.

Tras ambas retransmisiones, los participantes al experimento junto con el equipo de la Fundación abrieron debate sobre los resultados expuestos y sobre el proceso creativo. A través del chat la audiencia pudo participar lanzando preguntas a los participantes. Algunas de ellas versaron sobre las dificultades de la creación en un entorno digital y a distancia, la reflexión del nuevo entorno “doméstico-performático” y sobre el futuro de la cultura en la nueva normalidad.

La participación de la audiencia

En la segunda retransmisión, Kalliópê lanzó diferentes contenidos multimedia y mensajes a la audiencia que se tradujeron en una participación activa. El público tuvo la oportunidad de enviar sus imágenes con sus propias “coronas”, un mantra repetido a lo largo de los diferentes actas que componen “La Maldición de la Corona”. El objetivo: formar un gran mosaico de gente “coronada”.

 

Prensa
FECHAS

Del 13 de abril al 8 de mayo de 2020

LUGAR

En remoto

PRECIO

Gratis

Con la colaboración de:

INSTAGRAM #epicamaldicion